touch screen mobile phone

Una de las cualidades de un ejecutivo exitoso es la capacidad para generar conexiones que le den un valor adicional a sus negocios. Es común que existan relaciones de amistad entre ejecutivos y que estas sean la clave para que se puedan impactar en negocios para ambas partes en un futuro no muy común.

Muchas veces es fácil para un empresario fijar la mirada en lugares, eventos u ocasiones a las que “asistir” puedan considerarse como un beneficio para mi negocio, es ahí donde pensamos en el famoso networking. 

Es común pensar que invertir tiempo en formar una red de negocios es sencillo, más no es del todo cierto, involucra habilidades de construcción de relaciones, mantenimiento y orientación de objetivos.

Existen muchos autores que comentan sobre la importancia de crear relaciones de negocios y no tan enfocados a la amistad, algunos de ellos hablan de un enfoque completamente contrario sin embargo, la mejor opción para tu negocio será siempre con la que te sientas más cómodo y genere mayores resultados.

Escuchamos en una ocasión una declaración que llamo mucho la atención de los presentes

¡Nadie quiere tener una conversación de networking, especialmente en los altos niveles ejecutivos o políticos!”

comentario que tienen mucho de acertado y también un poco disonante versus el paradigma que como emprendedores tenemos; acto seguido de esta declaración, una explicación un poco más enfocada en la que mencionaba que la realidad de las cosas, las personas están hambrientas de relaciones reales, de amistad, de compañerismo, explicando que puede hasta volverse tedioso el estar buscando a las personas por el puesto descrito en su tarjeta de presentación.

 

Detengámonos un momento a pensar, ¿cuántas personas conoces? ¿cuántas de ellas entienden realmente a lo que te dedicas? ¿Cuántos de ellos conocen prospectos directos que pudieran referirte? y ¿Cuántos de esos prospectos pudieras realmente convertir en negocio? es un poco más complicado que recolectar tarjetas de presentación ¿cierto?

 

Las redes de negocios con beneficio para tu empresa deberán establecerse de manera estratégica y enfocada para que puedan funcionar de forma efectiva. Es cierto que no todas las personas que conozcas pueden ayudar a hacer crecer tu negocio, pero, tu tienes control total sobre quienes son las personas que conoces, donde las conoces y como desarrollas una relación de mutuo beneficio.

La clave para una red de negocios eficiente es ser proactivo, no solo pensar en como tu empresa sale beneficiada de las personas que conoces, sino cómo ir un poco más allá de las relaciones de negocio y conocer a las personas más allá de su tarjeta de presentación.

¿Cómo lo hago efectivo? Haz algo cada semana, haz un plan, proponte una meta específica como conocer a alguien nuevo cada semana, únete a un club, visita ferias, los más importante es ser consistente y seguramente tu red de negocios ira creciendo y generando resultados.